Principales conclusiones de la Escuela de Verano de 2022

Desde 29 de Julio al 7 de Agosto Unificación Comunista de España hemos celebrado una escuela presencial con motivo de celebración de nuestro 50 aniversario. El objetivo de la escuela es hacer un recorrido de los últimos 50 años, ¿como ha avanzado la lucha de clases a nivel internacional y nacional?. ¿Cuales son las tendencias que recorren estos años?. Aquí hacemos una primera síntesis.

Situación Internacional

Eje 1: Radiografía del mundo en 1972 y en 2022.

1. – Los hechos, continente por continente, de estos 50 años.

En 1972 había dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, en su frenética disputa por la hegemonía mundial sembraron guerra, muerte y destrucción por los cinco continentes, provocando cincuenta millones de muertos.

EEUU suponía un 36% del PIB mundial y la URSS, un 22%. EEUU tenía bajo su dominio a toda Europa Occidental, América, Oceanía, la mayor parte de África e importantes enclaves en Asia. Por su parte, la Unión Soviética dominaba la Europa del Este y países como Cuba, Corea del Norte, Mongolia o Siria.

Ambas superpotencias tenían un poderío militar inalcanzable para cualquier otro país imperialista y colocaron al mundo varias veces al borde de una guerra nuclear. Las dos superpotencias llegaron a acumular más de 70.000 ojivas nucleares, suficientes para reducir a un erial radiactivo toda la superficie del planeta cientos de veces.

2. – El poder de las superpotencias medio siglo después.

En Vietnam, la invicta superpotencia yanqui fue derrotada ante los ojos de todo el mundo por el pueblo organizado de un pequeño país. La derrota supuso un punto de inflexión y marcó el retroceso de EEUU. Desde ese momento, triunfaron guerras de liberación y revoluciones.

La lucha de los pueblos es decisiva en la caída de la URSS. Moscú tendrá su propio Vietnam en Afganistán. Tras diez años de ocupación, la URSS se marchó derrotada.

3. – Redistribución de la riqueza a nivel mundial.

En 1970, las dos superpotencias sumaban el 57% de la producción mundial de riqueza. Hoy, los EEUU solo llegan al 24% del PIB mundial, y su peso no deja de descender. El G7 (EEUU, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Canadá) ha pasado de sumar el 66% del PIB mundial en 1970 a ser sólo el 46% del global en 2020.

4. – La posición que toma el revisionismo, que siembra la desmovilización entre las masas y entierra los objetivos revolucionarios es reaccionaria.

Los dirigentes que, desde la izquierda, defienden que el enemigo es muy fuerte y que “sólo nos queda Cuba y Venezuela”, difunden la desmovilización de forma interesada. El revisionismo presenta unos pueblos “débiles” y “solos”, incapaces de enfrentarnos a un “capitalismo salvaje” a la ofensiva, condenados a resistir ante una derrota inevitable.

Eje 2. Las principales tendencias de estos 50 años.

1.- Los pueblos y países del mundo avanzan, el hegemonismo y el imperialismo retrocede.

La lucha de los pueblos y países por su independencia y autonomía contra el saqueo imperialista y por un desarrollo propio, les permite zafarse del dominio imperialista y socava el orden imperialista. Esta tendencia ha hecho retroceder al campo imperialista y ha provocado la desaparición de la URSS.

2.- El mundo unipolar se ha puesto en cuestión por la aparición de países que exigen un nuevo orden mundial.

Los BRICS representan el 42% de la población del planeta, la cuarta parte del PIB mundial y el 94% del crecimiento económico global. A excepción de la Rusia imperialista, todos sus miembros (Brasil, India, China, Sudáfrica) y los candidatos a engrosar el grupo (Irán, Turquía o Argentina) forman parte del Tercer Mundo.

3.- El espacio de dominación del hegemonismo y el imperialismo se ha achicado.

Como consecuencia del avance de la lucha de los pueblos y países por su liberación, el espacio de dominación del hegemonismo y el imperialismo se ha empequeñecido en todos los terrenos.

4.- EEUU ha pasado a estar en su ocaso imperial.

El fracaso de la línea Bush en Irak, sumado al estallido de la crisis de 2008, marca el final de toda una época. El declive estratégico de EEUU da un salto cualitativo hasta su ocaso imperial, donde enfrenta cada vez mayores dificultades, en el terreno económico, político y militar, para imponer su dominio.

Eje 3: La situación internacional actual.

1. El rasgo principal que caracteriza la situación internacional es el avance de un periodo de transición entre el ocaso imperial de la superpotencia norteamericana y la irrupción de nuevos centros de poder que exigen ser tratados como iguales.

En una Escuela de Verano de 2009, nuestro Partido analizó la situación internacional como “un período de transición necesariamente desordenado y caótico entre su ya imposible orden unipolar y el nuevo orden todavía por gestar”. Un periodo cuya característica principal es la fluidez, “un sistema de alianzas móvil y cambiante, todavía no definido y del que es posible pensar incluso que, en su desarrollo, genere alianzas hoy impensables y de consecuencias imprevisibles.”

2. La situación internacional determina la nacional. España es un eslabón débil de la cadena imperialista, que sufre con especial intensidad las turbulencias a las que se enfrenta el campo hegemonista de EEUU.

Europa es el área del planeta donde el dominio norteamericano es más profundo, donde EEUU ha descargado la factura de su propia crisis, imponiendo una mayor carga de tributos. Traducida en una oleada de recortes que amenaza con conducir al continente a un estancamiento crónico similar al de Japón.

Situación Nacional

1.- En 1972 estaba vigente en España un régimen fascista que imponía una dictadura terrorista sobre el pueblo, y cuyos propietarios eran las mismas clases que hoy detentan el poder, la oligarquía española y la superpotencia norteamericana.

Para poder comprender la evolución de la situación nacional en los últimos 50 años, debemos partir en primer lugar de lo que sucedía en España hace cinco décadas.

2.- Es la lucha popular la que impone “fecha de caducidad” al fascismo, y empuja para ampliar los derechos y libertades más allá de lo que el hegemonismo y la oligarquía planeaban. Pero la transición se ejecutó bajo la dirección de EEUU, con el objetivo de que su dominio de clase y su capacidad de intervención sobre nuestro país se fortaleciera en el nuevo régimen.

Desde finales de los sesenta en España se forja el movimiento de partidos marxista-leninista-pensamiento Mao Tse-Tung más importante de Europa, que contribuyó decisivamente a la oleada de lucha popular que acabó con el fascismo.

3.- La lucha popular ha conquistado avances en derechos y libertades e importantes concesiones sociales. Esta es una tendencia innegable. Pero existen también dos tendencias ocultas, que son las dirigentes:
-El aumento en el grado de explotación y el dominio del capital financiero, fruto de una mayor concentración.
-Y un mayor secuestro de la soberanía nacional en todos los terrenos por parte del hegemonismo.

Esta es una tendencia persistente y de la que debemos estar orgullosos, tenemos un pueblo combativo que consigue derechos con sus luchas, obligando al hegemonismo y la oligarquía a ir en algunos aspectos más allá de lo que pretendían conceder.

Incidencia del Partido en estos 50 años

TESIS 1: Unificación Comunista de España participa de la marea de lucha popular durante la transición, que perseguía una ruptura real con el fascismo y sus cómplices, y exigía cambios profundos al servicio del pueblo.

TESIS 2: Nacimos denunciado el socialfascismo y el socialimperialismo soviéticos y defendiendo el marxismo leninismo y la revolución.

TESIS 3: UCE fijará en 1980 el objetivo político de un referéndum contra la integración de España en la OTAN. La lucha contra el hegemonismo norteamericano y la denuncia de sus agresiones es una constante desde el nacimiento del partido hasta hoy.

TESIS 4: Hemos denunciado los intentos de Berlín por imponer una “Europa alemana”, luchando contra la liquidación o entrega al capital extranjero de sectores de la industria nacional.

TESIS 5: Hemos planteado desde la revolución la defensa de la libre y solidaria unidad del pueblo de las nacionalidades y regiones de España, frente a los proyectos de fragmentación en Euskadi y Cataluña.

TESIS 6: Hemos denunciado que a partir de 2008 no sufrimos una crisis, sino un saqueo dirigido contra el 90% que viene del exterior, de EEUU y de Alemania y en el que participan los grandes bancos y monopolios españoles.

TESIS 7: Analizamos que el punto más débil del proyecto de saqueo hegemonista y dónde más fuerza podía acumular el pueblo era y es la defensa de las pensiones públicas.

TESIS 8: El Partido ha llevado adelante una política de unir y movilizar al mundo de la cultura, creando una red de ateneos y de suscripción a nuestras publicaciones. Esto nos ha permitido influir con nuestro pensamiento en importantes personalidades y profesionales.

TESIS 9: Ante la mayoría de los acontecimientos políticos importantes a nivel nacional e internacional, el Partido ha lanzado bandos a la población con una alternativa política, bajo la forma de manifiestos, respaldados por personalidades, profesionales, organizaciones y amplios sectores de nuestro pueblo, publicándolos en los periódicos más relevantes, y financiados de forma independiente.

TESIS 10: Esto es apenas una parte de la actividad práctica del Partido y su capacidad de incidencia. No hay ningún acontecimiento o batalla importante para nuestro país y nuestro pueblo ante la que Unificación Comunista no haya planteado una posición y una alternativa.

Una respuesta a “Principales conclusiones de la Escuela de Verano de 2022”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.